• 31 de Diciembre

El impacto de la Robótica en RRHH

El impacto de la Robótica en RRHH

Según un informe de Adecco:

  • El 65% de los profesionales que se dedican a los RRHH opinan que la automatización acabará con empleos en la misma medida que los creará.
  • El empleo a distancia saldrá fortalecido, favoreciendo la deslocalización del entorno laboral.
  • De cada 10 expertos consultados, 9 afirman que la evolución económica pasará por la capacidad de crear conocimiento científico y adaptarse a las nuevas tecnologías.
  • Durante los últimos años, las corporaciones se han decantado por fichar talento. Esto significa que muchos puestos no existen antes de la contratación, y son precisamente esas personas las que deberán encontrar su hueco dentro del organigrama empresarial.
  • La automatización provocará que los conocimientos de los trabajadores sean transversales, capaces de resolver cualquier tipo de incidencia independientemente del puesto o las ocupaciones.
  • La forma de reclutar personal también cambiará debido a la automatización, ya que los nuevos criterios de selección variarán de forma drástica. Así, criterios relacionados con las habilidades personales (92,5%), las actitudes (82,5%) o las habilidades técnicas (60,4%) serán algunas de las más solicitadas.

Volviendo a la temática principal de este artículo, relacionada con la llegada de la automatización a los departamentos de RRHH, cabe decir que el futuro quizás no es tan negro como parece desde un punto de vista del empleo. La creatividad, capacidad de raciocinio y asimilación son todavía atributos exclusivamente humanos y muy difíciles de reproducir. Así que, tal y como se desprende del informe, es posible que los departamentos de RRHH sufran modificaciones importantes en su forma de trabajar pero difícilmente las máquinas sustituirán de forma completa todas sus tareas.

Estamos en un proceso de cambio cultural, social e industrial, y hay que interpretarlo como una oportunidad de mejora. Adaptarse al medio de forma natural es otra de las cualidades que los robots nunca – o al menos, de momento – nos podrán arrebatar.

Seguiremos informando…